Dos policías graves con la COVID-19 necesitan con urgencia una cama UCI

Las familias de dos policías, uno en actividad y otro en retiro, hicieron un pedido de ayuda a través del Rotafono, ya que ambos agentes están graves con la COVID-19 y necesitan ser trasladados con urgencia a una cama UCI.

El primer caso es el del brigadier José Antonio Robles, con 33 años de servicio. El agente está internado desde el pasado 3 de marzo en el Hospital PNP Augusto B. Leguía. Lamentablemente, la salud del agente se ha deteriorado en los últimos días y necesita ser derivado con urgencia a cuidados intensivos.

“No hay camas UCI para mi padre. (…) Mi papá se me muere. Cada día está peor, satura menos. Tiene el 90 % del pulmón dañado”, señaló Katherine Robles, hija del policía.

El agente es un paciente de riesgo, ya que padece de diabetes y obesidad.

Más casos
El segundo caso llegado al Rotafono es el del policía Juan Jesús Flores Vergara, en situación de retiro. Él fue internado el pasado 8 de marzo en el Hospital Luis Negreiros, pero ha desarrollado un caso grave de la COVID-19 y ahora necesita ser intubado.

Sus familiares aseguraron que han estado buscando cama UCI en diversos hospitales y clínicas, pero no han tenido éxito. Ellos hicieron un desesperado llamado de ayuda, ya que la salud de su familiar está sumamente comprometida.

Estos casos se suman al del policía Salvador Pérez Arce, de 51 años, que está internado en el Hospital Central de la Policía Nacional, pero necesita ser trasladado con urgencia a una cama UCI, con ventilador mecánico. Sus familiares hicieron días atrás un pedido de ayuda a través del Rotafono.

El presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, Jesús Valverde, señaló que todas las camas UCI para pacientes con la COVID-19 tienen una lista de espera, ya que los pacientes ahora las ocupan por un tiempo de hasta cinco semanas.

 

Huachoenlinea
A %d blogueros les gusta esto: