Marianella Ledesma: “Las grandes empresas deberían contribuir al sostenimiento de los gastos públicos”

La presidenta del Tribunal Constitucional, Marianella Ledesma, justificó su decisión de votar en contra de la acción de amparo presentada por Telefónica al considerar que al existir actualmente una discusión en el Poder Judicial, el organismo que presidente no tiene que “partir la discusión” porque ya existe una “vía” donde se debe atender este pedido.

Entrevista con RPP Noticias, recordó que los procesos constitucionales se basan en la “urgencia y la irreparabilidad”, algo que para los dos magistrados que votaron en contra no ocurre; por otro lado, mencionó que los cinco magistrados que votaron a favor de darle la razón a Telefónica consideran que existe una demora en el plazo legal para resolver el reclamo.

“Acá no hay un tema de urgencia porque Telefónica ha logrado en el Poder Judicial, donde se viene discutiendo su tema, que se paralicen los cobros con dos medidas cautelares, por lo tanto tampoco hay la esperanza de que en el Poder Judicial se corra con la ejecución porque Telefónica tiene dos medidas a su favor”, comentó.

La magistrada recordó que esta empresa lleva 20 años discutiendo una deuda con la Sunat por el cuestionamiento a una obligación tributaria por 582 millones de soles y 852 millones de soles por intereses legales, 729 millones por intereses por mora. Asimismo, explicó que, si bien este caro era visto en el Poder Judicial, la empresa elevó al Tribunal Constitucional una demanda por la demora del tribunal fiscal en resolver sus apelaciones.

 

“Telefónica dice que el tribunal fiscal se ha demorado más del plazo legal que tiene para resolver sus reclamos y eso le implica un aumento de la deuda de 729 millones de soles, las cantidades lo ha señalado el propio abogado de Telefónica. El Tribunal ha analizado el reclamo de Telefónica y argumentan centralmente que no se ha respetado el plazo legal”, explicó.

Ledesma apuntó, no obstante, que, de todas esas cantidades que la empresa Telefónica está reclamando, “no ha pagado ni un sol al Estado peruano”. “Hasta ahora, hace más de 20 años, Telefónica no abona ni un sol al Estado peruano de estas deudas que es materia de cuestionamiento”, reiteró.

Finalmente, Ledesma opinó que, pese a que el Tribunal Constitucional ha emitido una decisión, “en el Perú debería discutirse la posibilidad de sancionar a las empresas o a los abogados que promuevan dilaciones e impugnaciones injustificadas”. “Es hora que en nuestro país se comience a transformar los reclamos que se hagan desde ese ámbito”, apuntó.

“Las grandes empresas deberían contribuir, al igual que cualquier persona, al sostenimiento de los gastos públicos, sin distinción, sin privilegios y haciendo, de repente, abuso del derecho de reclamar ante las instancias judiciales. Esa es una posición particular y personal, no es la posición oficial que acabo de señalar”, sentenció.

 

TC da la razón a Telefónica
El Tribunal Constitucional (TC) votó a favor de acción de amparo de Telefónica, lo que permitiría a la empresa evitar el pago de S/ 729 millones de intereses moratorios que mantiene con la Sunat, generados por exceso de plazo legal.

Pese a que el fallo se ha conocido recientemente, la votación a esta demanda fue realizada el pasado 21 de enero.

La acción de amparo solicitada por Telefónica tuvo votos a favor de Eloy Espinosa-Saldaña, Carlos Ramos Núñez, Ernesto Blume, José Luis Sardón y Augusto Ferrero. Mientras que Marianella Ledesma y Manuel Miranda se opusieron al pedido de la demanda que data del 2017.

De acuerdo con Fernando Meléndez, abogado de Telefónica, la deuda que la Sunat le ha calculado a la empresa tiene tres componentes: S/ 582 millones de capital que dejaron de pagar, S/ 852 millones por los intereses moratorios y S/ 729 millones en cargos generados debido a demoras administrativas del Tribunal Fiscal (TF).

Según indica, de ese total Telefónica solo pide dejar sin efecto los S/ 729 millones de intereses. Pero, este fallo deja abierta la posibilidad de que la compañía pueda incluso dejar de pagar S/ 2,163 millones por intereses que no canceló a la Sunat en el 2000 y 2001.

Por el momento la sentencia aún no se ha hecho oficialmente pública, pues los siete magistrados del TC se encuentran redactando la sustentación de su voto.

 

¿Por qué se dio este fallo?
El TF y la Sunat sobrepasaron del plazo legal para resolver el proceso, tiempo en el que se siguió generando intereses. Por su parte, el magistrado Espinosa-Saldaña dio sus descargos a la plataforma El Foco.

“Estamos ante un caso donde la Sunat demoró siete meses en resolver, Telefónica apeló, y el Tribunal Fiscal inexplicablemente demora siete casos en resolver (no era un caso complejo, no había una conducta de las partes que demore la respuesta) y luego quiere cobrar por los siete años de su demora. Es una notoria violación del derecho al plazo razonable, y eso es lo que ha sancionado el Tribunal, pidiéndole que recálcale este pago de intereses. La discusión sobre el monto de la deuda en sí no es competencia del Tribunal Constitucional, sino del Poder Judicial”, dijo el magistrado Espinosa-Saldaña.

Huachoenlinea
A %d blogueros les gusta esto: