Manuel Merino: Renuncié para impedir que quienes buscaban el caos logren sus objetivos con más sangre

El expresidente de la República, Manuel Merino, se pronunció la noche de este domingo una semana después de que renunciara al cargo tras las masivas manifestaciones en todo el país, que dejaron dos jóvenes muertos y más de un centenar de heridos.

A través de una grabación, el también extitular del Legislativo expresó sus condolencias a las familias de Jack Pintado e Inti Sotelo, quienes murieron durante las manifestaciones, las cuales dijo que fueron una muestra del hartazgo con la clase política corrupta.

Reconoció el papel de la juventud durante las protestas registradas la semana pasada. Sin embargo, indicó que la crisis que vivió el país fue promovida y manipulada, por lo que decidió renunciar a la Presidencia de la República para que no haya más decesos.

“Por todo buscan culpables; sin embargo, nadie indaga sobre las personas que han promovido y manipulado toda esta crisis donde ni siquiera importó el respeto por el derecho a la vida (…) Si di un paso al costado fue para impedir que aquellos que buscaban el caos y la violencia logren sus objetivos con más sangre”, sostuvo.

El exmandatario también señaló que los hechos de violencia en las manifestaciones deben ser investigados para determinar a los responsables por las muertes y los heridos. Dijo además, que tiene la sensación de que manos oscuras se encargaron de provocar toda la violencia para responsabilizar a su gestión.

“Los hechos que causaron las muertes y los heridos que todos lamentamos tienen que ser investigados profundamente para determinar las responsabilidades de cada uno de ellos (…) Me queda la sensación de que existieron manos oscuras que tuvieron por interés provocar la violencia, el caos y la muerte para culpar al gobierno de turno”, dijo.

En otro punto, se refirió al accionar de la Policía Nacional del Perú durante las protestas y dijo que se busca involucrar y desprestigiar a esta institución por las manifestaciones, pese a que antes se les reconocía por su trabajo durante la pandemia de la COVID-19.

“No estuve en el Gobierno para forzar la muerte a la población ni tampoco para manipular las fuerzas del orden, que dan seguridad al país y hoy también se les quiere involucrar y desprestigiar. La misma policía a la que agradecíamos por estar en primera línea en la lucha contra la pandemia COVID-19, ahora es satanizada y acusada de una brutal represión incluso siendo calificados como asesinos”, indicó.

.
Huachoenlinea