Advierten que entierros de personas se han convertido en nuevos puntos de propagación de la COVID-19

La Beneficencia Pública de Huancavelica advirtió que los entierros se han convertido en focos de contagio de la COVID-19, ya que las personas que acompañan el cortejo fúnebre llegan a los cementerios a ritmo de banda y sin cumplir el distanciamiento social.

El presidente de esta Institución, Manuel Mendizábal, manifestó que muchas veces en el camposanto los familiares y amigos de los difuntos luchan por ingresar y empujan y gritan generando tumultos. Incluso en algunas ocasiones agreden, gritan a los vigilantes y atacan las carrozas funerarias.

“Estas actividades, también son acompañadas de bandas musicales, sin cumplir con los protocolos de bioseguridad”, expresó.

La aglomeración de personas se registra desde los hospitales del Minsa o EsSalud hasta el cementerio general de la ciudad. A pesar de estar prohibido, los familiares y amigos marchan por varias cuadras sin las medidas de protección.

Sobre este tema el director del Hospital Departamental de Huancavelica, Zacarías Correa Valdivia, dijo que planteará el problema al Consejo Regional de Seguridad Ciudadana para que se refuerce la seguridad y control en el cementerio.

“Esto se está convirtiendo en un foco infeccioso y de propagación para el nuevo coronavirus”, agregó.

En tanto, la directora de la Red de Salud de esta ciudad, Emma Poma recordó que las normas sanitarias permiten no más de 30 personas en espacios abiertos.

Según el último reporte de la Sala Situacional COVID-19, la región Huancavelica registra 7 mil 725 casos positivos y 111 fallecidos, de estos la capital del departamento tiene 79 decesos y las provincias de Acobamba y Angaraes 11 cada una. Solo la provincia de Castrovirreyna reporta cero fallecidos.

Huachoenlinea
A %d blogueros les gusta esto: