Vizcarra anuncia que llegarán técnicos y profesionales extranjeros para obras de reconstrucción en el país

Debería de convocarse a los mejores técnicos y profesionales, colegios profesionales, universidades y empresarios, para hacer realidad los planes de desarrollo que permitan disminuir las brechas de pobreza, dotar de servicios básicos a la población, generar fuentes de trabajo …

ANTE LA INCAPACIDAD Y CORRUPCIÓN EN EL APARATO ESTATAL NACIONAL Y GOBIERNOS REGIONALES

Cuando se inició el proceso de descentralización con la creación de los Gobiernos Regionales en el Perú, el objetivo central era que el Estado este cerca de su población y sus problemas y por supuesto conocedores de su realidad, plantear soluciones. Así, deberíamos sacudirnos del centralismo limeño que históricamente ignoró nuestra realidad.

Para ello debería de convocarse a los mejores técnicos y profesionales, colegios profesionales, universidades y empresarios, para hacer realidad los planes de desarrollo que permitan disminuir las brechas de pobreza, dotar de servicios básicos a la población, generar fuentes de trabajo y planificar un desarrollo sostenido con obras de impacto.

Sin embargo, todos estos objetivos han quedado en medio del camino, hoy tenemos en su gran mayoría, gobiernos regionales con un alto índice de corrupción, funcionarios “importados” incompetentes, sin conocimiento de la realidad y lo que es peor, precedidos de antecedentes delincuenciales. Como muestra de su ineficiencia tenemos obras de hospitales, carreteras, canales de regadíos y otros, inconclusos y sobrevalorados.

Bienes que se compraron y aun se adquieren como maquinarias pesadas, ambulancias, camionetas, equipos de informática y hasta mascarillas a sobreprecio.

Y lo que es peor, nunca se convocó a los mejores técnicos y profesionales que los tenemos en las provincias de nuestra región, lo que ha conllevado a una evidente frustración.

La reconstrucción de las regiones debió estar a cargo de su propia gente a través de sus gobiernos regionales en alianza con el gobierno nacional y si fuese necesario sólo con el asesoramiento de profesionales extranjeros, pero la maldita corrupción en regiones y ministerios hace imposible asumir este reto y hoy tenemos que importar a especialistas, para que hagan nuestro trabajo, como si los peruanos fuéramos incompetentes e incapaces.

POR : Marino Llanos.

.