Cañete: Pacientes continúan teniendo complicaciones para enfrentar el COVID-19

La pandemia del coronavirus continúa cobrando más vidas de pacientes que luchan para conseguir la ayuda necesaria para combatir a la enfermedad; sin embargo, en muchos casos, como en la ciudad de Cañete, esto no es posible debido a la falta de oxígeno en los hospitales.

Es así que hasta el día 101 del aislamiento social decretado por el Gobierno ya son 150 las personas que han muerto a raíz de la enfermedad por no tener oxígeno en dicha localidad. Los familiares de estas personas viajan hasta las plantas de oxígeno para abastecerse con este insumo pero en ocasiones no hallan lo esperado.

Esta situación se produce pese al apoyo de los empresarios agrícolas y de la colecta ciudadana, así como la ayuda de la Iglesia Católica con lo cual se ha podido poner a salvo a algunas personas. No obstante, los casos siguen en aumento y los hospitales registran un alto índice de pacientes que requieren atención, de camas y de oxígeno que tienen que ser traídos de ciudades como Lima, Chincha y Pisco.

Un ejemplo de esto es el nosocomio, Rezola que se vio en la obligación de instalar carpas en plena calle para poder atender a los contagiados que hasta la fecha superan los 2700. En EsSalud de Cañete también llegan otro grupo de infectados y en cuyo lugar los patios de estacionamiento han sido habilitados para atender a los enfermos con coronavirus.

Para los próximos días se tiene previsto que entre en funcionamiento el hospital de campaña con 100 camas que servirán para descongestionar la atención en ambos centros hospitalarios en cuyos exteriores las personas han colocado imágenes de Santos y les prenden velas durante las noches para la mejoría de sus familiares.

.