Pánico invadió a la población de Caraz por falso desborde de huiaco

Pánico, miedo y terror fue la noche que se vivió en la ciudad de Caraz, cuando se produjo una alarma de aluvión. Alguien dijo que se venía la laguna de Parón y esta alarma sorprendió a toda la población. En contados minutos, la población salió a las calles desesperados, otros corrían a un mejor lugar, para ponerse a salvo. Mientras ello ocurría en la ciudad, las redes sociales fueron inundadas por “primicias” que ponían los pelos de punta a los caracinos residentes en otras latitudes.

El Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) Áncash indicó que las intensas lluvias que se presentan en Caraz, provincia de Huaylas, provocaron la caída de un huaico que afectó al caserío de Huandoy, causando la alarma en la población.

Las precipitaciones pluviales que se precipitan en la zona sierra de Áncash provocaron anoche el deslizamiento de lodo y piedras, que finalmente cayó sobre el río Llullán, incrementando peligrosamente su caudal, precisa el reporte del COER.

En plena noche, decenas de familias empezaron a evacuar por el temor que se desborde el río. El huaico y las lluvias provocaron el aniego de diversas calles de este poblado. En redes sociales se difundió el aviso de un posible desborde de la laguna de Parón, lo cual aumentó aún más el pánico.

Sin embargo, con el pasar de las horas, se informó que el caudal del río volvió a su normalidad. El COER Áncash confirmó esta mañana que por ahora se descarta un desborde, no obstante, se mantiene alerta monitoreando el crecimiento de las aguas.

“Efectivamente hubo una emergencia, fue un fuerte ruido que causó alarma en la población y se trataba de un huaico, pero ya las aguas del río, creo que ya volvieron a su normalidad”, dijo Esteba Florentino, alcalde de la Municipalidad Provincial de Huaylas.

Hoy se harán evaluaciones de daños a viviendas o incluso a la captación del sistema de agua que abastece a la ciudad de Caraz, producto del huaico.

.
Huachoenlinea