James Myles, un niño de 9 años que confesó su homosexualidad a su madre, se quitó la vida porque no podía soportar las burlas de sus compañeros de clase. El lamentable hecho ocurrió en Estados Unidos y se dio a conocer a través de Leia Pierce, madre del menor, quien informó acerca de la historia de su hijo.

Tras confesarle a su madre que era gay, Myles decidió también decirle a sus compañeros acerca de su homosexualidad, pues se sentía orgulloso de sí mismo. Sin embargo, cuando finalmente le reveló su secreto a sus amigos de la primaria Joe Shoemaker Elementary School, ellos le hicieron bullying y hasta le dijeron que se matara.
“Mi hijo le dijo a mi hija mayor que los niños de la escuela le dijeron que se matara. Estoy triste de que no haya venido a mí”, lamenta la madre. Leia Pierce confesó también que su hijo le había dicho que quería vestirse como mujer y ella cree que eso pudo motivar las burlas de sus compañeros.

La madre, además, considera que los compañeros de su hijo tienen que rendir cuentas por el bullying. “Creo que los niños deberían hacerlo porque ellos saben que está mal. Obviamente los padres les están enseñando a ser así, o los están tratando así”, dijo.

La escuela envió una carta a los medios locales en donde aseguran que brindarán toda la ayuda a los padres tras el fallecimiento del menor.

Se desconoce si la escuela estuvo alerta de la posible intimidación que recibía Jamel por ser un niño homosexual.

America

.
Huachoenlinea