Cuando se realizaban excavaciones para las instalaciones de los servicios higiénicos, en el frontis de lo que ahora es la puerta principal del colegio Flor de María Drago Persivale, se vieron con la sorpresa de encontrar restos que podrían tratarse de restos arqueológicos.

La directora coordinó acciones con una arqueóloga, a fin de determinar esta situación y se habrían tomado muestras a fin de poder evaluarlas.

Esta situación podría poner en evaluación toda la zona si se determinase que hay posibilidad de seguir encontrando restos en el lugar.

Declara: Ana Pazos Carquín, directora de la institución educativa Flor de María Drago Persivale

.
Huachoenlinea