La profesora Andrea Nicole Baber (29) fue encontrada por su propio esposo en su habitación mientras mantenía relaciones sexuales y fumaba marihuana con uno de sus estudiantes de tan solo 17 años. Tras ello, el hombre tomó una radical medida.

El esposo decidió tomar una fotografía y se la envió, de manera anónima, a través de correo electrónico, al padre del menor. El progenitor realizó la denuncia de inmediato.

Por su parte, el esposo de Baber también hizo una denuncia al Servicio de Protección de Menores, donde alertó sobre la conducta de su mujer y presentó pruebas de los envíos de imágenes que realizaba al menor.

La mujer fue detenida y trasladada al penal del condado de Douglas, acusada por cargos de sodomía, violación y por contribuir con la delincuencia de una menor.

Trascendió que la profesora comenzó su relación con el menor cuando este apenas tenía 15 años. Las autoridades aseguraron que la mujer le daba alcohol para someterlo sexualmente.

Sin embargo, lo que más sorprende es que Baber era conocida en su comunidad como una devota. “Andrea siempre se sintió llamada a trabajar con los jóvenes y está muy emocionada de que Dios le haya abierto la puerta para que forme parte del equipo de Logos. Ella vive con su esposo, con su perro y su gato, al sur de Eugene”, se lee en su perfil profesional del colegio donde enseñaba.

La acusada incluso había realizado un postgrado en inglés en la Universidad Cristiana del Noroeste.

.
Huachoenlinea