DE MILAGRO. Dos personas, un hombre y una mujer, quedaron heridas luego que el camión cisterna cargado de combustible de color rojo y blanco y de placa B0E-718 se despistara y volcara en la carretera Río Seco Sayán a las 8:30 a.m. de hoy.

Lo milagroso del accidente de tránsito es que el camión cisterna no explotó a pesar de estar cargado de combustible, porque no tiene tanta capacidad de explosión como si la tiene la gasolina, “sino no la contaban” manifestó Arturo Cordero Reyes, jefe del serenazgo de la comuna distrital de Sayán.

Fuente y foto: LA JORNADA

.
Huachoenlinea