Los agentes de la División de Investigación de Homicidios aún no tienen la identidad de quien asesinó al estudiante Erik Arenas Sierra, de 20 años, en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Sin embargo, ya cuentan con la descripción del sujeto.

El testimonio de la secretaria de posgrado de la Facultad de Psicología es clave pues fue ella quien vio por última vez al asesino, solo segundo después del ataque. También vio a Erik Arenas Sierra caer en el pasillo ensangrentado.

La mujer, cuya identidad aún se guarda bajo reserva, comentó en entrevista a América Noticias que ella vio a caer al estudiante junto con el cuchillo. “La puerta de la oficina estaba abierta y vimos que el chico cae al piso botando sangre y el otro salía corriendo”, dijo.

La estatura, el color de piel y la contextura son detalles que la mujer ya dio a conocer a los agente de la Dirincri. Mientras los peritos analizan las huellas que habría dejado el homicida en uno de los cuchillos encontrados en una mochila, las imágenes de las cámaras de seguridad de la universidad son usadas para establecer coincidencias.

Ayer, los policías a cargo de las investigaciones interrogaron a los amigos cercanos de Arenas. “Estamos descartando si el asesino es otro estudiante”, sostuvo un agente. Los agentes tienen a dos sospechosos quienes ya están identificados. Además, los detectives indicaron que el crimen tendría un móvil pasional y que este ya había sido planeado por el atacante.

El rector de la universidad San Marcos, Orestes Cachay, confirmó que también fue hallada una segunda mochila y la casaca del asesino. En tanto, la Federación de Estudiantes de San Marcos informó que desde el 2016 exigen un plan de seguridad en esa casa de estudios.

 

.
Huachoenlinea