El Poder Judicial autorizó que la Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Lavado de Activos y Pérdida de Dominio allane y registre dos locales vinculados al partido político Fuerza Popular que se encuentran en Cercado de Lima y Surco.

Los locales del partido que preside Keiko Fujimori están ubicados en la avenida 9 de diciembre (Paseo Colón) 442, Cercado de Lima, y jirón Los Morochucos 140 en la urbanización Santa Constanza, en Surco. La Fiscalía investiga el presunto lavado de activos durante las campañas presidenciales de Fuerza Popular en 2011 y 2016.

“El fiscal José Pérez y todo un equipo revisan la documentación política que tenemos en este local. A los de Fuerza Popular se nos viene a conminar y asustar por investigar. (…) Fuerza Popular es el único partido que entregó sus libros de todas las campañas”, dijo Luz Salgado en Ampliación de Noticias desde el local de Cercado de Lima.

El Poder Judicial informó que el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, a cargo del juez Richard Concepción Carhuancho, declaró fundado el allanamiento y registro de bienes de los inmuebles vinculados a Fuerza Popular, cuyo representante legal es José Chlimper.

“Nuestros libros contables están en el despacho del señor fiscal. (…) En este momento están revisando papel por papel, buscando los libros contables. Hoy a las 10 de la mañana la señora Keiko estaba citada al despacho del fiscal. A la misma hora se hace este allanamiento“, dijo desde el local de Surco José Chlimper, secretario general de Fuerza Popular.

Fujimori en Fiscalía

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, tenía programado ir a las 10 de la mañana de este jueves al despacho del fiscal José Pérez para responder sobre la anotación que hizo Marcelo Odebrecht con la frase “aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita”. Hasta el momento Fujimori no se registró la asistencia de Fujimori a la cita.

A fines de 2016, la constructora Odebrecht admitió haber pagado US$ 29 millones en soborno a distintos funcionarios entre 2005 y 2014, para obtener las licitaciones de obras públicas en Perú. Esta práctica nació en Brasil y fue sistematizada por las principales constructoras de ese país, que obtuvieron millonarios contratos con el Estado pagando con dinero bajo la mesa. Esta red criminal fue revelada tras el inicio de la operación Lava Jato, impulsada por la Policía brasileña. Ollanta Humala y Nadine Heredia están en prisión preventiva por su vínculo con el caso, mientras que Alejandro Toledo tiene una orden de captura.

RPP

.
Huachoenlinea