Actuando con firmeza. El Departamento de Fiscalización de la Municipalidad Distrital de Santa María intervino un criadero clandestino de cerdo situado en el sector de Toma y Calla.

La encargada de Fiscalización Elizabeth Cabanillas Calderón dispuso la aplicación de una multa al propietario Sr. Santos Epifanio Malpartida León por operar en pésimas condiciones y en una zona urbana, poniendo en riesgo la salud pública de los vecinos campiñeros.

Una incursión que se despliega en atención a una denuncia de los lugareños, cansados de soportar el mal olor y la presencia de moscas, convirtiéndose en un foco infeccioso que interrumpe la tranquilidad de los habitantes.

“Hemos evaluado el estado en que se trabaja, teniendo que levantarse un acta y otorgarle al dueño un plazo prudente para que pueda retirar los animales de la zona urbana”, sostuvo la funcionaria municipal.

Mientras tanto, se recomendó a quienes se dedican a estas faenas a mantener una conducta adecuada y de tener una actitud reacia para salir del casco urbano del distrito estará sujeta a denuncias administrativas, penales y sanciones pecuniarias.

Es por ello, que las personas que ejerzan estas malas prácticas deben reflexionar y utilizar zonas rurales para seguir con su medio de supervivencia, sin afectar la salud de los demás.

Durante la intervención estuvo presente la Policía Nacional, personal del Departamento Ambiental, el departamento de Fiscalización y Agentes de Serenazgo.
Fuente: Conexión Norte Chico

.
Huachoenlinea