Huacho: Familia de niñito que perdió manos y pies por excremento de gato pide ayuda a PPK

menor-pierde-extremidades-tras-ingerir-excremento-de-gato

Apenas con un año y medio, ‘Angelito’, como lo llaman sus familiares, ya ha enfrentado la prueba más difícil de su vida. Víctima de una enfermedad que lo amenazaba de muerte, el pequeño ha perdido sus manos y pies, aunque todavía lucha por mantener la sonrisa.

“Todo ha sido muy difícil. Un día mi ‘Angelito’ tuvo fiebre, vómitos y diarrea. Lo llevamos de emergencia al Hospital de Huacho y le practicaron exámenes. Uno de los médicos me comunicó que debíamos llevarlo a Lima”, recuerda Noemí Huajaya (27), madre del menor, cuando narra el inicio de su lamento.

Ya en la capital, los especialistas del Hospital del Niño confirmaron el diagnóstico: ‘Angelito’ había enfermado por un virus que dañó el funcionamiento de sus extremidades. Al parecer contrajo el mal cuando, por inocencia, ingirió heces de un gato mientras jugaba.

Los médicos explicaron a los padres que debían actuar de forma inmediata, por lo que pidieron autorización escrita para amputarle las manos y los pies al bebé. Entre lágrimas, ellos accedieron.

URGENTE PEDIDO

Desde la operación, cuentan los progenitores, el niño llora por periodos prolongados, ha perdido el ánimo para jugar y casi no sonríe. Su familia, de condición humilde, no cuenta con los recursos para financiar las terapias y tratamientos que resulten necesarios para que ‘Angelito’ recupere la alegría.

Para que su desarrollo no se vea afectado, además de orientación psicológica, ‘Angelito’ necesitará instrumentos especiales para poder valerse por sí mismo.

Desesperada, Noemí ha pedido ayuda al presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, para que le donen las prótesis al menor. También ha solicitado el apoyo del Gobierno Regional de Lima.

En la actualidad, la familia vive en una casa alquilada, pero con los gastos que demanda atender al bebé temen no poder cubrir los pagos mensuales de alojamiento.

Las primeras muestras de solidaridad llegaron para ‘Angelito’ desde un lugar impensado: el penal de Carquín, cuyos internos le donaron más de 3 mil soles.

AYUDA

La familia de Noemí Huajaya reside en el centro poblado conocido como Puquio Cano, ubicado en el distrito de Hualmay, en la provincia de Huaura, donde esperan cualquier tipo de ayuda.

.
Huachoenlinea