Ya van 17 crímenes en Paramonga‏

muertes

Una guerra total. La ola de crímenes desatada en el Norte Chico de Lima por las bandas que se disputan el control de los cupos de trabajo, en las obras de construcción civil, reportan al menos 17 personas integrantes del gremio de la CGTP fallecidas desde el inicio de año 2013.

En su mayoría fueron dirigentes que tomaron la batuta del gremio, que a posterior han pasado a dejar el cargo a mansalva de sujetos contratados para acabar con la vida de quien indican “oponian” a sus intereses personales.

De acuerdo a las estadísticas de los detectives de Homicidios de la Divincri Barranca, la ola de muertes es a consecuencias de los cupos de trabajos y trabajadores fantasmas en las obras, la cual hay un porcentaje de dinero que va a las “manos” de los líderes de los gremios pero que hay veces no es “compartida”.

“Los crímenes están relacionado a un objetivo: la disputa de control de los cupos y puestos” dijo un experimentado detectives en Homicidios.

MODALIDAD: SICARIATO S.A
En modalidad no es nueva en nuestro país, sino ya tiene precedentes en otros lugares pero que al pasar los años se ha hecho “famosa” la frase: “mándale la moto”

Sin lugar a dudas, ese es el temor de aquellos que “juegan” chueco y chocan con los otros. Este hecho es practicado por personas que mayormente tiene ansias de poder, de satisfacción personal y utilizan a jóvenes menores o personas con discapacidad de ser feliz.

La práctica de este modo de asesinato se ha acrecentado en el norte chico, que han dejado más de una treintena de muertos, paradojicamente ocupando cargos de dirigencia de construcción civil

Está en manos de la justicia, en frenar la ola delictiva si trabaja como debería ser y sin temor a nada. Los delincuentes “sicarios” están ganando la batalla, sin que las autoridades nada o poco puedan hacer.

.
Huachoenlinea