Consejos para los consejeros regionales

Consejeros RegionalesPor Javier Iván Arenas

La noticia más importante en la región Lima es esta: cuatro consejeros regionales viajarán a Europa con el objetivo de empaparse de experiencias en donde el Estado ha cumplido con su rol empresarial. Estimado lector, usted se hará la misma pregunta que yo ¿Por qué cruzan el atlántico solo para ver la horrorosa experiencia europea de hoy? ¿Turismo, viaje de placer o en realidad usted cree que existe una cuota sincera de copy – page de las políticas europeas en nuestra región?

Semanas atrás el debate encarnizado sobre la compra o no de Repsol – La Pampilla terminó en el retroceso del proyecto Humala – Heredia. La fuerte crítica del periodismo, partidos y líderes empresariales determinaron que el Perú, como así lo demuestra un estudio de Latin American Public Opinion es mayoritariamente anti estatista. Dicho en otras formas, el Perú aprendió la lección del estado empresario y no lo quiere, aún.

Al parecer esto es lo que no comprenden los señores consejeros. Viven, creo yo, en otro mundo parecido al Pepperland del psicotropismo y las alucinaciones. El Perú le dice no al estado empresario y los consejeros parten a Europa en busca de experiencias donde el Estado haya “promovido” actividades empresariales. Pero como no somos concluyentes habrá que preguntarle si es en realidad su trabajo o responsabilidad ir a Europa a traer experiencias de este tipo. No es difícil distinguir que los consejeros fueron elegidos para ser un contrapeso fiscalizador y evaluador del señor presidente Javier Alvarado y no para que, en nombre del desarrollo y el progreso, vayan a buscar el sol a Europa (literalmente entran a verano). En todo caso que lo hagan con dinero propio.

Pero además es bueno recordarle las enormes experiencias empresariales que ya existen en estos momentos en nuestra región y el país. Por si no lo sabían el Perú de hoy está hecho de esfuerzo e iniciativa privada, de medianos y pequeños empresarios que tejen el país de cabo a rabo y tiene cerca del 70% de la población económicamente activa (PEA). Por otro lado los ejemplos de emprendimiento y esfuerzo en nuestra región no son pocos (una vueltita de cuando en cuando es lo apropiado).

Pero si lo que quieren es promover la actividad empresarial solo es cuestión de mirarse al ombligo. El Centrum de la Pontificia Universidad Católica del Perú hace todos los años un índice de Competitividad de las regiones del país. Por supuesto el mal hábito de incluirnos dentro un solo departamento con Lima metropolitana hace que sea imposible saber cuáles son nuestras debilidades y fortalezas competitivas pero, también, para nadie es un secreto que el señor Javier Alvarado solo ha dedicado esfuerzos en construir su “papel” de estadista con políticas públicas ineficientes y no desde una visión global y competitiva. Una sana y eficiente inversión en educación y salud, infraestructura y modernización del aparato burocrático es la mejor receta para “promover” la actividad empresarial. ¿Qué tanto hay de eso en nuestra región? Señor lector, dele una mirada a las Escuelas Deportivas, Proyecto Educativo, el proyecto de ambulancias, el tema juvenil, etc. y saldrá de dudas.

Señores consejeros, el consejo es que mejor vayan a veranear a Máncora. Más peruanismo que nuestros empresarios carcajean cuando señalan que van en busca de experiencias europeas exitosas (me temo que en Chipre, España, Portugal, Grecia e Italia no lo encontrarán) Antes de su partida, como buenos consejeros, díganle al presidente regional que se acuerde que solo es un mortal (¡si a César, victorioso él, un esclavo lo acompañaba susurrándole esta advertencia porque no a nuestro querido presidente!)

.
Huachoenlinea