La señora Milagros Edith Chávez Paricagua de 39 años de edad, falleció en el hospital de Huaral después de pasar un Vía crucis tratando que la atendieran de un estado febril cuando ya se encontraba con una gestación a término.

Su esposo Marcos Cierto Campos, que habita en una humilde vivienda de la Asociación María Magdalena del Centro Poblado El Trébol de la provincia de Huaral, donde ha quedado con tres hijos menores de 14, 13 y 3 años de edad, refirió que el día viernes 26 se dirigió con su esposa al hospital San Juan Bautista de Huaral, por presentar fiebre desde tempranas horas de la mañana. Dijo que su esposa salió caminando de su casa y todos sus vecinos la vieron.Milagros  Chávez

Milagros Chávez se encontraba a término de una gestación de 9 meses y al llegar por emergencia al hospital, no fue atendida con la celeridad que el caso exigía. “Tuvimos que esperar la voluntad de la recepcionista”, señaló el atribulado esposo. Dijo que su esposa se sentía a cada momento peor y hasta empezó a sentir escalofríos. Ni aun así el guachimán los dejó entrar.

Ante la protesta de otras personas, recién ella pudo ingresar a la sala de espera, donde la tuvieron sentada hasta las 9.30, en que recién se dignaron atenderla, para comunicarle la trágica noticia que el ser de sus entrañas estaba muerto, por no haber soportado la fiebre y la infección, le dijeron al esposo e incluso empezaron a culparle por descuido. El esposo refirió que una semana antes la llevó al hospital y el Dr. Juan Díaz le sacó una ecografía y les dijo que todo estaba bien.

Luego de avisarle que el bebé estaba muerto, tuvieron todo el día a la esposa, con la criatura muerta en su interior y recién la intervinieron a las 7 de la noche. Es decir que estuvo todo el día en esa situación. Indicó que al día siguiente a las 8 de la mañana le avisaron que su esposa estaba muerta y que falleció por una infección generalizada.

Contó que gracias al apoyo de amigos y vecinos pudo cubrir los gastos del sepelio y que todos están indignados por esta intempestiva muerte. A él nadie le sacará del convencimiento que la muerte de su esposa se debió a una negligencia del hospital de Huaral. Pide que el caso se investigue y se haga justicia.

Vecinos culpan al  hospital de Huaral

Los vecinos de la señora Milagros Chávez, que falleció en el hospital de Huaral a causa de la muerte del bebé que estaba gestando y por no haber recibido atención médica inmediata, certificaron que la señora salió caminando tranquila y hasta contenta, de su humilde vivienda en la Asociación María Magdalena, sin presagiar que jamás volvería con los suyos.

Dijeron que estaba sana, que en el hospital la asesinaron y exigen que se haga justicia, porque ha dejado 3 pequeños hijos en la orfandad. (Huaralenlinea)

Huachoenlinea
A %d blogueros les gusta esto: