La empresa Chevez y sus desaciertos como Hidroelectrica

Mega-proyecto hidroenergético continua con la instalación de túneles, bocatomas e infraestructura de la central eléctrica en la cuenca Huaura – Oyón; mientras son duros los cuestionamientos por no atender agenda de responsabilidad social con las comunidades campesinas de la zona.

En los últimos tiempos, en el ámbito jurisdiccional de la cuenca Huaura – Oyón, un nuevo sector económico que a generado opiniones encontradas ha sido sin duda alguna Cheves, que es un proyecto de central hidroeléctrica que utilizará parte de las aguas de los ríos Huaura y Checras, cuyos trabajos iniciales han empezado en noviembre de 2010 y están a la espera que sus operaciones comerciales comiencen el 2014.

En estos más de dos años de operaciones, la referida dependencia de NS Power, está y seguramente estará en el ojo de la tormenta, por cuanto si bien es cierto hay algunos mínimos aportes en lo que respecta con su responsabilidad social con los habitantes y comunidades campesinas de la cuenca, pero son mayores los incumplimos de usufructúo de los recursos naturales y daños colaterales que ocasionan los trabajos de instalación de la empresa, que han generado colectivos reclamos de muchos comunidades contra la transnacional, por, en buen romance, burlarse de la confianza, credibilidad, humildad y tranquilidad de estos pueblos.

Esto es justamente una razón poderosa para que la empresa en mención afine al milímetro sus estrategias de relaciones con las comunidades campesinas de la cuenca y la responsabilidad social que le corresponde por operar en la zona.

Porque durante el 2012, queda para el olvido su mala relación con las comunidades de Andajes, Liple, Santa Rosalía y otras localidades con las cuales sostuvo sendas reuniones que solamente tuvieron la intensión de alargar y mecer a los reclamantes y en concreto y al final de las agotadoras citas no asumió ninguna responsabilidad con las mencionadas poblaciones.

También, queda para el cuestionamiento su política laboral de puertas cerradas en casos de lamentables accidentes de trabajo que constaron la vida a varios trabajadores, y que por todos los medios la empresa pretendía ocultar. A la par de no dar trabajo para los habitantes de la cuenca Huaura Oyón.

CHEVES CAMINA EN CONTRA SENTIDO DE LA MINERÍA ACTUAL
Luego de la experiencia de Conga, la empresa minera en general esta implementando otras estrategias de relaciones con las comunidades aledañas a sus proyectos, que la empresa Cheves deja de lado, olvidándose que solo estaría con esta actitud embalsando las protestas comunales que podrían ocasionar desbordes inimaginables e incalculables, porque el empresariado que maneja la hidroeléctrica no esta tomando en cuenta.

Para algunos especialistas en temas mineros, que es compatible con el giro empresarial de Cheves, lo que actualmente es un hecho es que el problema de los conflictos en el sector minero se está abordando desde un ángulo más amplio. Hay cerca de treinta mesas de diálogo en el sector, las cuales apuntan a solucionar los problemas de las poblaciones antes que lograr el desarrollo del proyecto minero, que era el enfoque de las mesas convocadas por el Ministerio de Energía y Minas hasta hace un año y que usualmente fracasaban, pero que ahora están logrando grandes cosas.

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*