Comuneros oyonenses exigieron destitución de autoridades de Ministerio Publico

Más de 300 comuneros de diversos anexos y de la comunidad campesina de Oyón llevaron a cabo ayer un paro de 24 horas de duelo provincial por la inacción de las autoridades del Ministerio Público y policiales.

Ello tras el violento crimen del cual fue víctima Manuel Fernández Olivo -30- quien murió acribillado por desconocidos en una fiesta comunal y luego arrojaron  su cuerpo casi al frente de su vivienda.

Esto habría desatado la cólera e indagación de los pobladores porque tanto el fiscal como el médico legista  tardaron más de 8 horas de realizar las diligencias para el levantamiento del cadáver.

El cuerpo permaneció desde las 1 am hasta las 9 de la mañana del domingo sin que el médico legista ni el fiscal Orlando Carreño, quienes deberían permanecer en su puesto cumpliendo sus funciones, no estuviesen en dicha localidad.

La demora dejó un sinsabor en los pobladores que decidieron realizar una asamblea pública desde tempranas horas, a  fin de acordar y pedir la destitución de las autoridades del Ministerio Público.

Asimismo, los comuneros  marcharon hacia el local de la municipalidad donde protestaron, tildando  de incapaz  al alcalde Edgardo Huaraz Ugarte, porque según ellos  no hace nada por su pueblo que lo eligió y por ello actualmente esa provincia  se ha convertido en  tierra de nadie.

En tanto, la población exige que la policía y la fiscalía capturen a los asesinos y le den la máxima pena por la muerte del luchador social y muy querido en Oyón, Manuel Fernández Olivo.

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*