Explosión retumbó casas en Santa María.‏

El apacible atardecer con brillo solar alegraba a los moradores del sector de Cruz Blanca y alrededores, la cual fue interrumpido por una estruendosa explosión que motivó a que los vecinos, salieran de sus casas.

«Parecía el fin del mundo», dijo una moradora del sector Puquio Cano, que al salir de su vivienda se topó con una fuerte humareda y restos que caían del firmamento.

La explosión se registró en el taller de pirotécnicos Maturrano, ubicado a tan solo 100 metros de la comisaria de Cruz Blanca, al parecer originado por una mala maniobra de sus trabajadores, al manipular pólvora en momentos que edificaba un castillo.

«Pensaba que era un terremoto, el sonido fue aterrador, agarre a mis nietos y gané la calle», dijo una vecina de la plazuela Toma y Calla.

Varias unidades de bomberos, policías, curiosos se apostaron en el taller y apoyar en la evacuación de los heridos que quedaron atrapados en los escombros. Fue necesario el trabajo oportuno de los hombres de rojo en rescatar a los trabajadores y trasladarlos hasta el hospital.

La municipalidad de Santa María – donde pertenece este taller- debería estar en la obligación de cerrar estos locales que no cuentan con la más mínima seguridad y que es una bomba de tiempo.

Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: