La Comisión de Justicia de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) decidió inhabilitar por dos años de cualquier actividad relacionada al fútbol a nivel local, nacional e internacional a Aníbal Castillo Cruz y Gustavo García Pando, jugadores del club Sport Buenos Aires de Tumbes, por agredir al árbitro Leonel Sánchez al final del partido contra Los Caimanes de Chiclayo por la Copa Perú.

 Tras el pitazo final del encuentro, que perdieron por 1-0 ante los chiclayanos, García Pando le tiró un certero puñete por la espalda al juez, lo que ocasionó que los integrantes de las dos escuadras protagonicen una pelea generalizada.

 Además, la Comisión de Justicia de la FPF castigó a los jugadores Benjamín Sandoval Nole, Ronald Matamoro Arica y Miguel Ramírez Ahuanaci (Sport Buenos Aires) con un año de inhabilitación y al arquero de Los Caimanes, Yefferson Romucho Falcón con dos años.

SANCIÓN PARA TÉCNICO Y ASISTENTE

A través de un comunicado, la FPF también señala que el entrenador del Sport Buenos Aires, Martín Reyes Chávez, ha sido suspendido por seis partidos y que su asistente Aureliano Ramírez Ojeda, quien agredió física y verbalmente al árbitro, fue castigado con tres años.

Por último, la Comisión de Justicia dispuso multar al Sport Buenos Aires con multa de una (1) UIT, por la predisposición de su platel a la violencia.

CASTIGO PARA APURÍMAC

De otro lado, se sancionó al titular de la Liga Departamental de Fútbol de Apurímac a dos años de inhabilitación, por fomentar a la violencia desde las tribunas, en el partido entre el José María Arguedas de Andahuaylas y el Franciscano San Román, que se realizó el 23 de octubre en el estado de Puerto Maldonado.

 En esta resolución, se suspendió por un año a diez jugadores del José María Arguedas por agredir al árbitro.

Ver Video

Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: