El procurador anticorrupción de Cañete Robert Deza Quispe interpuso una queja contra el archivamiento de los casos del aparente uso regular de los recursos del Finver y la irregular contratación de la abogada Jackeline Cacho Abanto en la Municipalidad de Cañete, en los que están involucrados el ex alcalde y actual presidente Javier Alvarado y sus funcionarios en esa gestión.

Deza Quispe exige en su documentación que la Fiscalía Provincial Penal amplíe las investigaciones preliminares de estos hechos por un tiempo más prudente que permita desentrañar meticulosamente un conjunto de fuentes que podrían esclarecer el proceso de investigación, por ejemplo: verificar a quién se hizo los pagos de las cuentas del Finver en el Banco Continental y observar los vídeos de esa misma entidad.

Asimismo, expresó que los fundamentos expuestos por la fiscal Elizabeth Vadillo Leaño para la no continuación de la investigación son absolutamente superficiales. Además, sólo contienen argumentos de los denunciados, develando, de esta forma, que no ha realizando ningún tipo de investigación sobre el proceso en curso.

El procurador manifestó que en este proceso se estaría violando la constitución y la ley orgánica, porque no está defendiendo la legalidad, los intereses públicos y la correcta administración de justicia

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *