La explanada del Estadio Monumental se convirtió en una máquina del tiempo cuando el cantante Sting se apoderó del escenario para deleitar a la fanaticada presente con algunos de los grandes éxitos que lo han convertido en una leyenda viva y referente de más de una generación.

La velada arrancó a las 9:25 de la noche (miércoles) con 45 músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional a la espera del intérprete. Un par de minutos después, el inglés apareció en escena, luciendo una elegante camisa negra satinada, con frangas blancas y unos jeans oscuros ceñidos.

“¡Cómo estás, Lima! ¡Cómo está todo! Detrás mío la orquesta sinfónica”, gritó -en medio de un mar de incansables aplausos y sonidos estridentes-, antes de dar inicio a su repertorio con el tema “If I Ever Lose My Faith In You”, sujetando una armónica entre las manos.

Luego, siguió la noche con “Every Little Thing She Does Is Magic”, “Englishman In New York”, “Roxanne” -canción que tocó con guitarra acústica-, “Straight To My Heart” y “When We Dance”.

El show del ex The Police con la Orquesta Sinfónica Nacional duró más de dos horas y tuvo como punto culminante el popular tema “Message in a Bottle”, que fue coreado por todo el público que le agradeció con aplausos su performance en escena.

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*