El mayor asesino en serie en el Perú, Pedro Pablo Nakada Ludeña es declarado inimputable por los delitos cometidos en la provincia de Huaral.

La sentencia de 35 años de condena fue revocada por la Sala Penal Permanente que despacha el Dr. Jhony López, declarando inimputable de los 35 años de pena de la libertad para tales efectos.

En entrevista con el abogado defensor Carlos Yabar Palomino, sostiene que debido a la enfermedad mental que padece su patrocinado es que habiéndose formulado una serie de diligencias y exámenes, “los peritos determinaron que padece de Esquizofrenia Paranoide”.

Luego de 4 años de proceso legal, la Sala Penal creyó por conveniente internarlo en una Clínica de salud Psiquiatra en la capital.

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*