La policía recuperó en Lima, los equipos que fueron robados de la Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas del Gobierno Regional de Lima la noche del pasado jueves 10 de febrero de los corrientes.

La información la brindó Juan Valencia Campoverde, Jefe de Patrimonio Institucional de la entidad estatal, aunque fue escueto en sus apreciaciones, toda vez que el caso está investigación y no podía dar más detalles.

Se habría recuperado entonces una laptop, cámara digital de video, Mp3, Mp4, entre otros equipos que superaban los 27 mil nuevos soles. Hasta donde se conoció, el operativo fue organizado el pasado viernes en Cañete lográndose detectar el lugar en el que los costosos equipos fueron almacenados.

NO HAY DETENIDOS
Valencia ha indicado a Rodrigo Manzanero Ojeda (42), como el responsable del robo, aunque indicó que extraoficialmente se conoce que no habría actuado solo y es que el citado individuo, quien se desempeñaba como responsable de protocolo del Gobierno Regional, no llegó a trabajar el último viernes y los intentos por ubicarlo fueron en vano ya que nunca contestó el teléfono, ni siquiera a quienes lo recomendaron para que sea contratado en la región.
El funcionario señaló que el ahora ex trabajador ya estaba rodeado, pero no dijo en donde y hasta el cierre de edición se desconocía de su aprensión.

SU HISTORIA
Rodrigo Manzanero es uno de los hijos del cantante mexicano Armando Manzanero con una ex modelo peruana.

Lo lamentable es que su vida estuvo envuelta en acciones que conociéndolas ahora restan en contra de él y de la que la prensa mexicana se ocupó cuando estuvo de relacionista público de un conocido hotel de ese país.

Rodrigo despotricó una y otra vez de su padre, a pesar de que éste siempre se ocupó de él. Los cables mexicanos informaron en agosto del año pasado que su adicción a las drogas lo hizo tocar fondo y terminó durmiendo en las calles, pero uno de sus hermanos retrucó sus frases contra su padre y dijo que el relacionista público, nunca quiso cambiar, precisó que el cantante pagó los 8 mil dólares que Rodrigo había robado de su último trabajo para evitar que éste vaya preso.

Quienes lo recomendaron para su contratación en el Gobierno Regional de Lima, tienen que haber conocido esta historia, pues no parece que su llegada a Huacho es por casualidad

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*