Tras un paciente trabajo de inteligencia, personal de la comisaría de la Provincia de Barranca, incautó en un caserío ubicado en el anexo Venado Muerto, distrito de Supe Pueblo, 7,255 plantones de marihuana tipo moño rojo, que pesaría aprox. 16,900 kg. Asimismo, intervino a dos personas que estaban encargados del cultivo de la ilegal planta.

La marihuana fue arrancada de raíz y luego amontonada en el centro del área de cultivo, donde finalmente la incineraron. Cuando la Policía allanó el rancho que era ocupado por las personas encargados del cultivo de la planta, encontró una bolsa que contenía 700 Kg. de droga seca lista para su comercialización.

Los detenidos son: Jorge Fernández Sigueñas – 22 años y Erlinda Sigueñas Solórzano – 46 años, hijo y madre respectivamente quienes fueron conducidos a la comisaría de Barranca, donde son investigados.

Asimismo se les encontró en su poder tres armas de fuego: pistola Pietro Beretta 9mm. Abastecida con catorce municiones, pistola Browning 9mm. cañón corto con ocho municiones y un arma de fuego fabricación hechiza, además de municiones.

Cabe mencionar que fueron incinerados tres ambientes que servían como laboratorios para el secado de la marihuana.

Esta organización cumple todos los procesos como el sembrado, cultivo, cosecha y embalaje para la comercialización de esta droga, manifestó el comandante de la Delegación de Barranca Enrique Tuya Ríos.

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*