Por causas que aún se desconocen, una desesperada joven madre envenenó a sus dos hijos para luego auto eliminarse ingiriendo el mismo brebaje en el distrito de Pativilca – provincia de Barranca.

El hecho ha conmocionado a la población al encontrar los cuerpos tendidos en la cama que compartía dicha familia.

Los cuerpos han sido identificados como Leida Morales de 21 años, los menores Jack y Luis Trujillo de 2 y 7 años. Los detectives a cargos del caso hallaron sobres de veneno de la marca “Racumin y Campeón” y una botella de gaseosa de KR.

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*