Tras los disturbios suscitados en el distrito de Paccho (provincia de Huaura), donde se quemaron las cédulas y urnas en las elecciones regionales y municipales del 3 de octubre, se conoció que el vandalismo no sólo perjudicó a los locales de votación, sino también los ambientes de la Municipalidad Distrital de Paccho.

Tanto el gobernador Aguinaldo Torres Diego como los jueces de paz Osto Claros Santos y Rodrigo Claros Santos constataron que varias áreas ediles fueron violentadas y la documentación había sido sustraída. Además, se estableció que se perdieron 3 mil 100 nuevos soles que permanecían en uno de los escritorios.

Las investigaciones indican que documentos de la Secretaría edil y de Contabilidad que corresponden a los años 2007, 2008 y 2009 desaparecieron luego de los desmanes, los cuales se produjeron porque el actual alcalde pacchino Jaime Granados Mejía (Partido Aprista) iba ganando las elecciones en el conteo a boca de urna.

En la tienda del Partido Aprista Peruano, que postulaba a Jaime Granados, se sostiene que los culpables de incitar a que la población ocasione disturbios serían sus candidatos opositores.

 

Fuente: Diario El Chaski

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*