Entre lágrimas y palmas los vecinos de la Asociación de Viviendas Un Primero de Mayo, en Hualmay, le dieron el último adiós al pequeño Liroy Rubio Espinoza (3) en el cementerio Virgen Del Carmen, ubicado en ese distrito. El menor fue la única víctima mortal a causa de un siniestro incendio que arrasó con cuatro inmuebles, el pasado lunes 23 de agosto.

Alrededor de 70 pobladores acompañaron a la familia Rubio Espinoza, que todavía no asimila la desaparición del menor. Durante el sepelio, la madre de Liroy, Yessenia, responsabilizó al propietario de la vivienda colindante -donde se inició el fuego- por la horrenda muerte del segundo de sus tres hijos.

Por lo pronto, los vecinos de Un Primero de Mayo reiniciarán sus vidas con el latente recuerdo del pequeño Liroy, quien desde ahora se convertirá en el símbolo de lucha por conseguir que sus viviendas se formalicen y se desarrollen con proyectos para dotarlos de servicios básicos; aunque, todo sea a consta de una pérdida humana.

Diario Regional El Chaski

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*