Foto y redacción: Rogger La Chira.

Padre e hija murieron de manera trágica al volcarse el pesado tráiler que transportaba enseres a la Capital.
El hecho se registró en el km 108 de la panamericana norte sector denominado como la curva de Doña María, cuando el pesado tráiler YI-1315 y container ZI-3451 conducido por Santos Andrés Arguedas Llescas (41), acompañado de su conviviente Vicenta Reyes Guerrero (50) y su entenada Sheyla Aguanari Reyes de 20 anos de edad, ingresaba a dicha curva por su carril.

De pronto el exceso de velocidad hizo que el chofer no pudiese contener la maquina y cayera aun precipicio de unos 15 metros, volcándose aparatosamente la unidad.

Producto de la volcadura, el container cargado de enseres – papel higiénico, cajas de enseres para el hogar, se desprendió de la unidad, cayendo a varios metros al fondo, y la cabina quedando en forma de medio tonel.

Rescate de los cuerpos.
Rescate de los cuerpos din vida.

El fuerte impacto contra el pavimento hizo que el chofer y su hijastra fallecieran de forma instantánea, su conviviente logró salir de la cabina.

“Estábamos viajando alegremente, todo estaba bien, cuando llegamos a la curva el container se movía y mi esposo no pudo contener el volante es ahí donde se le fue la maquina” contó en medio de escenas de dolor al ver el cuadro desgarrador, Vicenta Reyes.

Varias unidades de bomberos de Chancay y Huacho llegaron hasta el lugar curva de doña María, realizando vanos esfuerzos para rescatar los cuerpos, pero ya era demasiado tarde.

La policía junto al fiscal Juan José Rodríguez Sota realizaron las diligencias de ley a fin de determinar las causas que provocaron el accidente.

Se conoció que dicha unidad de carga había partido desde Paramonga y tenía como destino Lima, era el último viaje de Santos Andrés pues estaba acompañado de sus seres queridos ya que querían conocer la zona de Barranca donde habían partido.
“Llegamos con el fin de conocer las playas mientras que el realizaba la carga a la unidad para luego viajar a Lima, nunca imaginamos que estos nos iba a pasar” contó la afligida madre.

La carga superaría las 20 toneladas, tuvo que realizarse denodados esfuerzos para retirar los cuerpos que habían quedado atrapados entre los fierros retorcidos dentro de la cabina. El conductor a pesar de que llevaba puesto el cinturón, falleció de manera trágica, y su entenada iba en la parte de atrás, camarote cuando sucedieron los hechos.
La hija fallecida se desempeñaba como secretaria en un centro comercial en la capital.

Los restos fueron llevados a la morgue de Huacho para la necropsia de ley.
Cabe indicar que en dicha zona son el mayor número de accidentes fatales que se han registrado hasta la fecha.

 

.
Huachoenlinea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*