El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, dijo este viernes a RPP que ha recibido amenazas de muerte desde que comenzó la investigación del caso Lava Jato en Perú, pero que nada detendrá su trabajo.

“Yo no acepto presiones. Me han dicho de todo, hasta que mis días están contados. Podría decir que si me pasa algo, ya saben quién es el responsable. Pero esté o no esté yo, la Fiscalía seguirá trabajando”, comentó en una entrevista exclusiva con Milagros Leiva en el programa Todo se Sabe. Sin embargo, nunca específicó a quiénes se refirió cuando habló de las amenazas.

Nuevo frente de batalla

Este viernes, la Fiscalía solicitó al Poder Judicial prisión preventiva contra los directivos de las empresas peruanas que fueron socias de la constructora brasileña Odebrecht. Este pedido alcanza a José Alejandro Graña Miró Quesada (expresidente del Directorio de Graña y Montero), Gonzalo Ferraro Rey, (expresidente ejecutivo de Graña y Montero), Hernando Alejandro Graña Acuña (exdirector de Graña y Montero), Fernando Martín Gonzalo Camet Picone (presidente de JJ Camet Contratistas Generales) y a José Fernando Castillo Dibós (director gerente general de ICCGSA).

En noviembre de 2016, Odebrecht admitió ante la Justicia de Estados Unidos que pagó 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014 para obtener la licitación de importantes obras públicas de infraestructura. Este periodo abarca los Gobiernos de Alejandro Toledo (2001-06), Alan García (2006-11) y Ollanta Humala (2011-16).
“Los fiscales están trabajando bien. Se han tomado su tiempo para verificar los datos y ahora se verán los resultados”, comentó Pablo Sánchez.

Versus Fuerza Popular

Pero la investigación del caso Lava Jato no es lo único que tiene preocupado al fiscal de la Nación. Hace dos semanas, el congresista fujimorista Daniel Salaverry presentó una denunció constitucional en su contra, por supuestamente haber frenado las investigaciones contra los socios peruanos de Odebrecht.

Sánchez tomó con humor la denuncia, al menos esta vez, y dijo que él no protege a nadie. “Cuando escuché esas acusaciones, lo primero que se me ocurrió fue que no estaban durmiendo bien. Nosotros no nos vendemos, se persigue a quien comete un delito. Aquí nadie tiene corona”, comentó.

Hombre de ley

Horas antes, durante su presentación ante el auditorio de la CADE 2017 en Paracas, Pablo Sánchez, también habló de la denuncia de Salaverry, hoy en trámite en el Congreso y respaldada por el resto de voceros de la bancada de Fuerza Popular. “Yo no sé por qué me denuncian. A veces el trabajo como fiscal es difícil porque uno choca con personas que no han cumplido con la ley”.

Ricardo QuichizActualidadLocalesfujimoristas,Huacho,huacho en linea,huachoenlinea,huaura,Keiko Fujimori,lima,noticias,peru,peruenlinea
El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, dijo este viernes a RPP que ha recibido amenazas de muerte desde que comenzó la investigación del caso Lava Jato en Perú, pero que nada detendrá su trabajo. 'Yo no acepto presiones. Me han dicho de todo, hasta que mis días están contados....