El Pleno del Congreso aprobó ayer el proyecto de ley que autoriza a los gobiernos regionales, locales e instituciones públicas, la contratación de personal en actividad y pensionistas de la Policía y Fuerzas Armadas para prestar servicio en labores de seguridad ciudadana.

De acuerdo al dictamen, los que actualmente desempeñan alguna labor en esas instituciones podrán ser contratados durante sus vacaciones y días de descanso.

Tras una amplia discusión en la que intervinieron legisladores de todos los grupos políticos, el dictamen fue aprobado por 90 votos a favor, uno en contra, cuatro abstenciones, y fue exonerado de la segunda votación.

El congresista de Alianza Parlamentaria Fernando Andrade se mostró a favor de esta ley, pues los uniformados tendrán un sueldo extra.

“Anteriormente se les decía que no podían tener un doble ingreso. Algunos tenían que renunciar a su jubilación para apoyar a los serenazgos, y obviamente es algo que se ganaron con los años de servicio”, manifestó